Discurso da Embaixadora de Cuba sobre os tainos

Etiquetas: , , ,
___________________________________________________________________________________

[Texto enviado pela Embaixada de Cuba em Portugal] Palabras de la Embajadora de Cuba Johana Tablada de la Torre durante la inauguración de la exposición No Rasto dos Tainos de Cuba, en Casa da América Latina, el 16 de enero de 2014:

Se estima que los primeros pobladores de Cuba llegaron alrededor de 5,000 años AC, haciendo escala por las islas del Caribe desde América del Sur. Los paleontólogos y otros especialistas en esta materia, con las nuevas tecnologías que van surgiendo, puede que en un futuro cambien esta fecha y su real origen, con nuevos descubrimientos.

Según los estudios sobre los primeros habitantes de Cuba, estos se dividen en 3 grupos principales: Los Guanahatabeyes, los Siboneyes y los Taínos.

Los Guanahatabeyes que ambulaban por la zona occidental de Cuba, eran los seres más primitivos en comparación a los otros indios. Estos nativos Guanahatabeyes (posible descendientes de los primeros aborígenes que se asentaron en Cuba), vivían en cavernas y se alimentaban solamente de raíces, insectos, de los perros mudos que habían en Cuba, cangrejos, frutas, etc., pues no trabajaban la tierra, ni pescaban. Este grupo de indios ya estaban en vías de extinción a la llegada de los españoles.

Los Siboneyes, de cultura superior a los Guanahatabeyes, y que todo indica arribaron después que estos a Cuba, se alimentaban de jutías y otros mamíferos, frutas, aves, tortugas y tenían viveros donde mantenían los pescados y moluscos que comían. Vivían principalmente en lugares pantanosos, por lo que levantaban sus chozas sobre troncos de madera. Los Siboneyes se encontraban principalmente en la zona de la antigua provincia de Camagüey y de Las Villas

Los Taínos eran el grupo de nativos más adelantados y populoso de Cuba. Se considera que estos indios llegaron a Cuba alrededor del primer milenio después de Cristo, y que eran de origen Arauacos. La cultura de los Taínos (aunque primitiva en relación a otros aborígenes del continente americano), la expresaban haciendo esculturas de madera y de barro. Los taínos vivían principalmente en la región oriental de Cuba, pero un considerable número de ellos llegaron a tener asentamientos hasta en la antigua provincia de Las Villas, y algunos llegaron a La Habana.

La desaparición de los aborígenes de Cuba, se debió principalmente a dos factores: A la crueldad que eran sometidos como esclavos por los colonizadores españoles y a las epidemias llegadas desde Europa que los exterminaban.

Pero la herencia dejada por lo primeros habitantes de Cuba, todavía se mantiene viva en la vida de los cubanos de hoy.

Cientos de vocablos usados por los nativos, han perdurado hasta la toponimia actual de Cuba: caoba, huracán, cubanacan, guao, hamaca, hatuey, jagua, yaguaramas, canoa, catauro, guayo, jibes, jícara, etc.

De la medicina indígena sobreviven hoy, especialmente en las regiones montañosas y rurales, muchos remedios medicinales que siguen teniendo éxito en el alivio y curación de algunas enfermedades.

También en la comida cubana perduran hasta hoy en día platos antiguos como el casabe y el ajiaco. Otros alimentos muy importantes en la cultura culinaria de la isla tienen su origen en nuestros antepasados indios, tales como: la yuca, el boniato, el maíz, la calabaza, el quimbombó, el ají, frutas como la guayaba. Especies marinas como tiburones, careyes, kawamas, cobos, cangrejos y chernas, entre otros.

Sobre la historia de los primeros habitantes de Cuba y del Caribe, pienso que todavía está en una etapa de completamiento de investigaciones, de reflexión, reinterpretación y valoración de nuestro pasado histórico a la luz de enfoques teóricos más adecuados a nuestra realidad latinoamericana.

Quedan pendientes más estudios sobre el primer descubrimiento, larga ocupación y poblamiento de las Antillas por parte de los pueblos indígenas que migraron, en distintas oleadas, y desde distintos focos, hacia estas islas y que en la actualidad, constituye nuestra historia antigua, la que añoró José Martí para instrucción y formación de los niños y niñas de nuestra América.

Sobre la exposición quiero agradecer a la Doctora EDUARDA COUTINHO, por toda su consagración y empeño en la realización de este hermosa proyecto que como casi todas las obras valiosas toman mucho tiempo realizar. Detrás de esta bella exhibición hay muchas horas, días y meses de trabajo meticuloso. Le agradecemos también por su interés en Cuba y nuestra cultura y porque esta muestra es igualmente portuguesa por el virtuosismo extraordinario de Eduarda al compartir para nuestros amigos aquí una parte importante del origen de la Cultura Cubana.

Nuevamente mi agradecimiento a Casa América Latina por su ayuda en la promoción de los valores culturales y espirituales de nuestros países de América latina que es ya una tradición en el trabajo con la Embajada de Cuba.

Muito Obrigada

(Publicado no dia 21/1/2014)