Faleceu o poeta argentino Juan Gelman

Etiquetas: , , , ,
___________________________________________________________________________________

A Casa da América Latina lamenta a morte de Juan Gelman no dia 14 de Janeiro de 2014. O poeta argentino foi no dia 14 de Abril de 2010 convidado pela CAL para um encontro/debate na Universidade Nova de Lisboa, organizado com a Embaixada da Argentina em Portugal, o Instituto Cervantes e a Fundação José Saramago.

Considerado “o maior poeta vivo de língua espanhola” pelo escritor equatoriano Jorge Enrique Adoum, Gelman nasceu em Buenos Aires, num bairro de forte identidade judia. Foi o terceiro filho (o único nascido na Argentina) de um casamento de imigrantes judeus ucranianos. Aprendeu a ler aos 3 anos e passou a infância andando de bicicleta, jogando futebol e lendo. Desde criança foi simpatizante do Atlanta, o clube de futebol do bairro. Anos depois dariam o seu nome à biblioteca do clube, algo que considerou “a maior homenagem da sua vida”. Começou a escrever poemas de amor quando tinha oito anos e publicou o primeiro aos onze (1941) na revista Rojo y Negro. Realizou os estudos secundários no Colégio Nacional Buenos Aires. Aos quinze anos ingressou na Federação Juvenil Comunista. Em 1948 começou a estudar Química na Universidade de Buenos Aires, mas abandonou pouco depois para se dedicar plenamente à poesia.

Clique aqui para conhecer a biografia de Juan Gelman em maior detalhe.

Revista de imprensa

[Público] “Depois de décadas de poesia e de resistência, marcadas pela morte do filho às mãos da ditadura, o argentino Juan Gelman morreu esta terça-feira, na Cidade do México, onde vivia. Tinha 83 anos. […] Autor de uma vasta obra em que a crítica social e política assume papel de destaque, foi por amor que começou a escrever, dedicando os seus primeiros poemas às paixões de juventude em Buenos Aires, onde nasceu. […] El Juego en que andamosVelorio del soloCólera eViolín y otras cuestiones estão entre os seus títulos mais populares, num percurso que lhe valeu vários prémios, como o Cervantes, o mais importante das letras espanholas, o Neruda ou o Rainha Sofia de Poesia Latino-americana.”

[La Nación] “Autor de más de 30 libros, Gelman ganó entre otros galardones el premio Nacional de Poesía en Argentina (1997), el Juan Rulfo de Literatura Latinoamericana y del Caribe (2000), el Iberoamericano de Poesía Ramón López Velarde (2004), el Reina Sofía de Poesía (2005) y el Cervantes (2008). “La poesía es como una doncella tierna y de poca edad y en todo extremo hermosa”, dijo parafraseando a don Quijote, al recibir el premio Cervantes . Allí recordó también que el poeta “no escribe para vivir, sino que vive para escribir”. […] El escritor también siempre tuvo un marcado perfil político y empezó a militar a los 15 años en la Federación Juvenil Comunista, y luego se integró a las filas del periodismo revolucionario. En 1948 comenzó sus estudios universitarios de Química, que abandonará para dedicarse a la poesía. Gelman vivió en carne propia los momentos más traumáticos de la historia argentina de los últimos treinta años. Su alta conciencia civil y su lucidez de artista lo transformaron en un testigo privilegiado de estos sucesos que, por supuesto, no le ahorraron dolor. Y su poesía, paralelamente, registró como un sismógrafo la memoria de esa experiencia histórica y transformó los hechos en categorías existenciales, éticas, y hasta metafísicas. Por ejemplo, en uno de sus ejes centrales: el exilio. […] Definido por el escritor español Juan Cruz como “el poeta de los ojos tristes” , conoció de cerca el dolor, con la desaparición de si hijo y su nuera embarazada durante la dictadura, pero nunca lo transformó en odio.”

[El País] “Hace menos de un año en una entrevista a este medio, el poeta argentino (Buenos Aires, 1930), ya enfermo, se mostraba como un hombre que no desdeñaba la vida, pero que a la vez, no temía a la muerte. “No creo que llegue a los cien años. Y aunque quiero ver casarse a mis nietos o tener algún bisnieto, creo que Dios, si existe debe estar aburridísimo de su eternidad”, decía. Fuentes familiares citadas por EFE atribuyen la muerte al síndrome de mielodisplasia, una disfunción de la médula ósea. El velatorio se celebrará este miércoles y no hay prevista ninguna ceremonia oficial. […] Integrante de los Montoneros, grupo guerrillero de la oposición de izquierdas, desde 1976 permaneció en el exilio. Tras una protesta liderada por varios escritores, entre ellos Gabriel García Márquez y Mario Vargas Llosa, la orden de captura contra él fue revocada en 1988. Un año después fue indultado por el Gobierno de Carlos Menem, pero Gelman mantuvo su residencia en la capital mexicana, donde se había instalado un año antes. Pero las peores cicatrices de la dictadura no se las dejó el exilio. Su hijo y su nuera, embarazada, desaparecieron durante el régimen militar y el poeta no reencontró a su nieta hasta 23 años después. Muchas veces dijo que el dolor de perder a un hijo no acababa nunca. Pero decidió no escribir desde el odio, “que nos hace daño”, sino desde la pérdida. E incluso se mostró conciliador con, quienes como Borges, apoyaron en su momento la dictadura. “No hay que digerir de sus ideas, solo hay que comprender”.

[El País] “El poeta argentino entregó este texto a Joaquín Sabina, un testamento conmovedor sobre la muerte que se avecinaba:

Verdad es
Cada día
me acerco más a mi esqueleto.
Se está asomando con razón.
Lo metí en buenas y en feas sin preguntarle nada,
él siempre preguntándome, sin ver
cómo era la dicha o la desdicha,
sin quejarse, sin
distancias efímeras de mí.
Ahora que otea casi
el aire alrededor,
qué pensará la clavícula rota,
joya espléndida, rodillas
que arrastré sobre piedras
entre perdones falsos, etcétera.
Esqueleto saqueado, pronto
no estorbará tu vista ninguna veleidad.
Aguantarás el universo desnudo.”

[Poema ‘Yo también escribo cuentos’ de Juan Gelman] 

“Había una vez un poeta portugués
tenía cuatro poetas adentro y vivía muy preocupado
trabajaba en la administración pública y dónde se vio que un empleado público de portugal
gane para alimentar cuatro bocas

Cada noche pasaba lista a sus poetas incluyéndose a sí mismo
uno estiraba la mano por la ventana y le caían astros allí
otro escribía cartas al sur qué están haciendo del sur
decía

De mi Uruguay
decía
el otro se convirtió en un barco que amó a los marineros
esto es bello porque no todos los barcos hacen así
hay barcos que prefieren mirar por el ojo de buey

Hay barcos que se hunden
Dios camina afligido por el fenómeno ése
es que no todos los barcos se parecen a los poetas del portugués
salían del mar y se secaban los huesitos al sol

Cantando la canción de tus pechos
amada
cantaban que tus pechos llegaron una tarde con
una escolta de horizontes
eso cantaban los poetas del portugués para decir que te amo
antes de separarse
tender la mano al cielo
escribir cartas al Uruguay

Que mañana van a llegar
mañana van a llegar las cartas del portugués y barrerán la tristeza
mañana va a llegar el barco del portugués al puerto de Montevideo
siempre supo que entraba en ese puerto y se volvía más hermoso

Como los cuatro poetas del portugués cuando se preocupaban
todos juntos por el hombre de la tabaquería de enfrente
el animal de sueños del hombre de la tabaquería de enfrente
galopando con como José Gervasio de artigas por el hambre mundial

El portugués tenía cuatro poetas mirando al sur
al norte
al muro
al cielo les daba a todos de comer con el sueldo del alma
él se ganaba el sueldo en la administración del país público
y también mirando el mar que va de Lisboa al Uruguay
Yo siempre estoy olvidando cosas
una vez me olvidé un ojo en la mitad de una mujer
otra vez me olvidé una mujer en la mitad de portugués
me olvidé el nombre del poeta portugués

De lo que no me olvido es de su barco navegando hacia el sur
de su manita llena de astros
golpeando contra la furia del mundo
con el hombre de enfrente en la mano.”

(Publicado no dia 15/01/2014)